MEMORIA

Número 259. Año 2016-3

EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

DEBATE: CRÍTICA DE LA CONTRA-REFORMA EDUCATIVA Y BÚSQUEDA DE ALTERNATIVAS
CON IMANOL ORDORIKA, MANUEL PÉREZ ROCHA Y TERESITA GARDUÑO

LOS MAESTROS Y LA LUCHA POLÍTICA EN MÉXICO
ELVIRA CONCHEIRO BÓRQUEZ

PRIMERAS BATALLAS ESTUDIANTILES CONTRA EL NEOLIBERALISMO EN MÉXICO
ARGEL GÓMEZ CONCHEIRO

60 AÑOS DE LUCHA DEL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO DEL MAGISTERIO
MARÍA MAGDALENA PÉREZ ALFARO

AGRADECEMOS A LOS MAESTROS LA DEFENSA DE LOS TRABAJADORES
LOIS WEINER


MÉXICO

CINCO TESIS SOBRE LA GUERRA EN MÉXICO
RAÚL ROMERO


diego 53webCAPITALISMO/ANTICAPITALISMO

LA SOCIEDAD SMARTPHONE
NICOLE M. ASCHOFF

¿ACASO HERMES EXPULSA A PROMETEO?
SAMUEL GONZÁLEZ CONTRERAS


MUNDO

EL MOVIMIENTO SOCIAL COMO DESAFÍO AL ESTATISMO AUTORITARIO EN FRANCIA
BENJAMIN BIRNBAUM


PENSAMIENTO CRÍTICO

EL NEOLIBERALISMO: UN PODER GLOBAL DE CLASE
ENTREVISTA A JACQUES BIDET


diego 62webHACER MEMORIA

LA CONQUISTA SIN FIN. ESPAÑOLES CONTRA CHICHIMECAS
ENRIQUE SEMO


svampawebLIBRERO

VOLVER A GRAMSCI DESDE LAS ORILLAS
VÍCTOR HUGO PACHECO CHÁVEZ

DEBATES LATINOAMERICANOS DE AYER Y HOY
MASSIMO MODONESI

LA POLÍTICA Y LAS CALLES
IVÁN ISRAEL JUÁREZ LÓPEZ

LECCIONES DE WOLFGANG FRITZ HAUG
PEDRO RIBAS


diego 30webDIEGO RIVERA ILUSTRADOR

Entre 1906 y 1957, Diego Rivera realizó cientos de trabajos para ilustrar libros y revistas. Colaboró en publicaciones como El Maestro –impulsada por Vasconcelos–, El Machete, del Partido Comunista, o Frente a Frente, de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR); también en proyectos periodísticos y de divulgación cultural, por ejemplo, Savia Moderna y la revista Siempre! Además, ilustró libros de arte y poesía de autores como Pablo Neruda o André Breton.

La primera aportación de Rivera a la revolución cultural de Vasconcelos “no fue la pintura mural sino el diseño gráfico y el dibujo para ilustraciones”, explica Raquel Tibol, en el libro Diego Rivera, gran ilustrador, del que fueron tomadas las imágenes para el presente número de Memoria. “El periodo más pródigo de Rivera como ilustrador fue seguramente en el de los años veinte. La juventud, el eufórico reconocimiento del pueblo mexicano a su diversidad étnica, histórica y social; la efervescencia entre artistas y escritores por lograr productos culturales generosos, refinados y accesibles le impedían negarse a cualquier solicitud”.

La colección de dibujos de Rivera nos trae la imagen de una revolución que soñaba con dos grandes obras: la regeneración del campo –resultado del reparto agrario– y la educación liberadora y popular. Esos proyectos movilizaron a la sociedad mexicana, y se frustraron en un régimen autoritario y corrupto.